Conquista y Virreynato

El 16 de noviembre de 1532, Cajamarca es escenario de uno de los episodios ms importantes de la historia peruana y americana: la captura del Inca Atahualpa y el final del imperio del Tahuantinsuyo. Al producirse la conquista espaola las siete guarangas de Cajamarca fueron otorgadas como encomiendas a Melchor Verdugo, quien comenz a explotar las minas de Chilete. Cajamarca fue el primer establecimiento andino que en trminos occidentales de la poca, correspondi al concepto de ciudad pero cuando la visit Pedro Cieza de Len en 1545, estaba arrasada y abandonada, y slo unos pocos espaoles vinieron a establecerse, pese a que como dice el cronista "Esta provincia es fertilsima".

En 1549 llegan los franciscanos, quienes bautizaron el pueblo con el nombre de San Antonio de Cajamarca. En 1564 se cre el corregimiento que comprenda las provincias de Huambos, Cajamarca y Huamachuco. Hacia 1574 se fund el primer obraje, propiedad de doa Jordana Meja, viuda del encomendero Melchor Verdugo. Al iniciarse el siglo XVII comienza una etapa de crecimiento econmico y demogrfico, sustentado en el desarrollo agrcola y ganadero, especialmente en la cra de ovejas que abastecieron la lana de los obrajes, cuya produccin fue la ms significativa. Cajamarca como en la poca de los Incas se convirti en el ncleo textil ms importante del virreynato. A mediados del mismo siglo se consolida la propiedad rural; proliferan las estancias y surge el latifundismo, tanto por el sistema de la compra-venta como por el sistema del despojo de las tierras de las comunidades indgenas. Poco despus comienza la edificacin de las iglesias y las casonas de los grandes hacendados.

En 1772 se descubrieron las minas de plata de Hualgayoc, hecho que va a producir enorme transformacin en la economa regional al supeditar la produccin agraria y la obrajera a la explotacin de las minas. Los agricultores cajamarquinos deslumbrados con la posibilidad de enriquecerse , abandonan sus estancias y los hacendados sus obrajes, haciendas y ganados para volcarse a Hualgayoc convirtindola -pese a su clima y duras condiciones de vida- en una desordenada y desenfrenada concentracin humana; mineros azogueros, comerciantes y aventureros de toda calaa se trasladaron all de todas partes del virreynato.

En 1782 la provincia constituida en partidos tena una poblacin de 7835 espaoles, 22 299 mestizos y 29 692 indgenas. Se acrecent la poblacin espaola y Cajamarca se amestiz considerablemente. El auge de Hualgayoc dur hasta fines del siglo XVIII, cuando comenzaron a agotarse las vetas. En 1802, la villa fue elevada al rango de ciudad, dotndole de escudo nobiliario, hecho que no tuvo efecto alguno en su franca decadencia.