Ver Noticias

martes, 01 de diciembre del 2015

MANUEL BECERRA PRESIDIÓ MATRIMONIO COMUNITARIO


Alcalde de Cajamarca dijo que con este tipo de actividades se consolida la familia, no solo desde el punto de vista afectivo, sino parte del desarrollo de nuestra sociedad.

Con la presencia de una nutrida concurrencia el alcalde provincial de Cajamarca, Manuel Becerra Vílchez, presidió el matrimonio comunitario, realizado en el antiguo palacio municipal de nuestra ciudad, por medio del cual, 35 parejas legalizaron su vida conyugal. La máxima autoridad municipal de Cajamarca estuvo acompañada de regidores y funcionarios, además de la presencia de familiares y amistades de las parejas contrayentes.

Manuel Becerra al dirigirse a la concurrencia señaló que con este tipo de actividades se promueve la consolidación de la familia no solo desde el punto de vista afectivo, sino como punto de partida del desarrollo de nuestra sociedad. “Estoy convencido que fortaleciendo la formalización de la familia, estamos contribuyendo a un verdadero desarrollo dentro de la sociedad”, remarcó el alcalde provincial.

En el matrimonio comunitario merecieron especial mención la pareja de contrayentes más joven conformada por José Edelmiro Ocas y Antonia Cabrera Chávez, ambos de 21 años de edad y la pareja de mayor edad integrada por Pablo Vásquez Mingol de 77 años y Rosa Esperanza Quiroz de 71 años de edad, quienes recibieron el efusivo y cariñoso aplauso de las autoridades municipales y de la concurrencia en general.

Pablo Vásquez Mingol y su esposa Rosa Esperanza Quiroz, señalaron que tomaron la decisión de casarse a través de este matrimonio comunitario, después de llevar juntos 40 años de sus vidas, y para darle mayor seguridad a su familia.

Este ha sido el segundo matrimonio comunitario organizado por la Subgerencia de Registros Civiles de la comuna local en el primer año de gestión del alcalde Manuel Becerra Vílchez, para el próximo año se dio a conocer que se seguirán promoviendo este tipo de actividades con la finalidad de brindar una oportunidad a las parejas cajamarquinas que quieran regularizar su vida conyugal con el fin de evitar problemas legales y trámites engorrosos.