Ver Noticias

viernes, 10 de junio del 2016

AUTORIDADES FISCALIZAN CUMPLIMIENTO DE LA ORDENANZA MUNICIPAL 508


Operativos continúan en busca de hacer cumplir la ordenanza municipal 508.

Para dar cumplimiento a la Ordenanza 508 - 2015, la Gerencia de Desarrollo Económico de la Municipalidad Provincial de Cajamarca, en un trabajo conjunto con el Ministerio Público, la Policía Nacional, el Servicio Municipal del Serenazgo continúan realizando operativos inopinados en las inmediaciones de los jirones Contamana, Once de Febrero, Bambamarca y Jequetepeque, verificando que los comerciantes cumplan con retirar sus productos de la vía pública a la hora pactada.

Nataly Safra, subgerente de fiscalización, control y policía municipal indicó que los comerciantes, en su mayoría vienen cumpliendo con dicha ordenanza, contribuyendo de esta manera con el ornato y limpieza de la ciudad.

“Continuaremos trabajando por el orden y la salud de la población cajamarquina, estos operativos se van a seguir realizando en los puntos establecidos” señaló la funcionaria.

La funcionaria hizo un llamado a los comerciantes que aún se resisten a cumplir con la ordenanza municipal, recordándoles que de no hacerlo sus productos serán decomisados y la fiscalía les abrirá el proceso correspondiente. Todos los comerciantes ambulantes fueron previamente notificados y se les dio 5 días hábiles para cumplir con disposición municipal.

De acuerdo a lo señalado por los funcionarios de la Gerencia de Desarrollo Económico, de ninguna manera se pretende desalojar a los comerciantes ambulantes del puesto que ocupan actualmente, lo que se quiere ordenar este tipo de comercio, procediendo a una adecuada limpieza de las calles ocupadas por esta actividad, así como devolver la tranquilidad a los vecinos, además de permitir el libre tránsito de vehículos y peatones.

Gracias a la colaboración de la Policía Nacional, estos operativos se vienen realizando sin mayores inconvenientes.

Cabe indicar que además también se están haciendo operativos inopinados para erradicar a los ambulantes que ocupan las veredas en el centro histórico de la ciudad.