Ver Noticias

jueves, 11 de julio del 2019

CONFISCAN CERCA DE MEDIO CENTENAR DE BALANZAS MANIPULADAS POR MALOS COMERCIANTES


Golpe a inescrupulosos comerciantes que venden sus productos con el peso menor a lo que los consumidores piden.

Nuevamente, la gerencia de Desarrollo Económico de la Municipalidad de Cajamarca, decomisó, a través de la Subgerencia de Fiscalización, Comercialización y Policía Municipal, cerca de 50 balanzas adulteradas, hecho que atenta contra la economía de las amas de casa y las buenas costumbres.

En un operativo relámpago y con apoyo de la Policía de Estado se logró detectar, aproximadamente, cincuenta balanzas, entre electrónicas y convencionales que fueron manipuladas para favorecer en el peso a malos comerciantes instalados en el mercado Central, jirones Contamana, Bambamarca, 11 de febrero, Amazonas y en tiendas de productos lácteos adyacentes a los principales centros de abastos.

Margot Briceño Ocas, responsable del área de Comercialización de la entidad edil, sostuvo que han detectado que inescrupulosos comerciantes adulteran sus balanzas para obtener de manera ilegal más ganancias y en perjuicio de los usuarios, ya sea, en la venta de carnes rojas, frutas, pescado, pollo, tubérculos y productos lácteos.

Luego de la constatación, en que se comprobó que las balanzas restaban entre 50, 100 y hasta 200 gramos, los instrumentos de peso fueron confiscados. La Policía del Estado, profundizará en las investigaciones para determinar sanción contra estos malos vendedores.

En tanto, la funcionaria edil, subrayó que la Gerencia de Desarrollo Económico está abocada a promover el desarrollo comercial, pero también, hacer valer los derechos de los consumidores con la compra – venta de productos de calidad, a buen precio y con peso justo.

Finalmente, lanzó la exhortación a las amas de casa a pedir el peso exacto, pues están en su derecho de reclamar su justiprecio; además, a verificar su pedido en las balanzas oficiales instaladas en puntos estratégicos del mercado central o simplemente pedirle a un comerciante honesto que verifique el peso.